Corn Islands

Posted: May 25, 2014 in Nicaragua

This slideshow requires JavaScript.

¿Alguna vez pensaron en desconectar en un lugar paradisiaco? Esta isla es justamente eso. Bueno, en realidad son dos islas, la grande (Big Corn Island) y la pequeña (Little Corn Island). A esta última nunca fuimos debido a la masificación de europeos y americanos a la que por lo que nos comentaban estaba sometida. Teníamos suficiente con la grande. La de la gente local. La de paso intermedio y obligatorio para los turistas entre el continente y la ansiada isla pequeña.

Nuestro primer intento en acercarnos a Big Corn Island se produjo una mañana intempestiva de un domingo, día en el que supimos que sale un barco, el Génesis, desde El Bluff, un lugar situado a unos 20 minutos en lancha de Bluefields. Aunque nuestras maletas llegaron a subir a dicha lancha, nosotros nunca lo hicimos, debido a que el Génesis tenía una falla, como dicen por allí. Ya de regreso hacia el hotel que habíamos dejado atrás con semblante de auténticos perdedores nos informaron que no se sabría cuando lograrían repararla. Nuestra única opción fue esperar hasta el miércoles siguiente y probar suerte con el barco Rio Escondido. Esta vez subirían las maletas y sus dueños.

Un viaje de cinco horas en un barco mediano que va contracorriente es el tramite obligatorio que uno debe pasar para alcanzar la isla. Esto o aflojar el bolsillo y pagarse un vuelo hasta el rústico aeropuerto del que dispone. El viaje en barco  pudiera parecer hermoso, aguas cristalinas, sol, brisa marina y conversaciones con la gente local, en su mayoría pescadores de langosta. Y lo sería, de no ser porque el barco va abarrotado. Cinco horas sin poder mover el culo de un banquito de madera a pleno sol hacen que el maravilloso día soleado que contemplabas se torne en infernal, y anheles una sombra durante por lo menos cuatro horas de lo que no parecía tan largo trayecto. Por no decir si eres una persona con tendencia al mareo con el vaivén marino como aquí mi compañera. Total, que por diversas razones uno cuando llega, llega con ganas.

La primera sensación es impresionante, el puerto, lleno de barcos pesqueros y algún otro de carga, tiene un encanto especial, parece de juguete. Te traslada a esos puertos caribeños de películas donde abundan embarcaciones de madera y aguas cristalinas azul turquesa. No es exagerado, es así de natural.

Nuestra primera noche la pasamos en una cabañita que se encontraba a 3 metros de la orilla de lo que pudiera ser por hacer un mal símil, la playita más linda con diferencia de toda la península ibérica. Pero solo fue una noche, ya que el resto de los días los pasaríamos en otro lugar a 200 metros de allí que nos salía más barato y permitía una mayor comodidad.

Big Corn Island ofrece un poquito de todo. Pero sin grandes alardes. Me refiero a que si uno está buscando fiesta, mejor la isla pequeña. Si lo que busca es deporte de aventura, mejor la isla pequeña. Si quiere comida vegetariana, vender o comprar artesanía, hacer yoga o incluso cualquier moda o pachachamemez de estas que abundan hoy en día, esta no es su isla, mejor la isla pequeña.

Aquí podrá relajarse y convivir con la gente local, los isleños. En esta época nos encontrábamos en veda de langosta por lo que la gente estaba todavía más tranquila. La mayoría de la población se dedica a la pesca de langosta y en estos momentos están sin trabajo y por tanto sin dinero. Ahora arreglan las trampas de madera, descansan en los pórticos de sus casas, salen a hacer trámites al único banco, van a pescar algún pececillo para vender a restaurantes o para comer en sus casas, van a comprar pattys (una especie de empanada rellena de carne picosa y algún fideo extraviado), pan de coco… y algunos otros, los menos, se dedican a sus labores que nada tienen que ver con la langosta.

La isla se recorre en unas cinco horas por la costa, la cual esta llena de pequeños pueblos o comunidades de vida muy sencilla. También puede subir a alguno de sus picos, pero deje la botella de oxigeno para alta montaña en casa, pues el pico más alto no llega a 200 metros. Aunque eso sí, las vistas son espectaculares.

Lo que nos comentaban de la isla pequeña no nos atraía demasiado y el viaje hasta allá era demasiado caro para nosotros,  unos 20$ ida y vuelta, pero aún así nos entró el gusanillo de ir a pasar un día para conocerla de primera mano. Eso también se debió a que encontramos un carguero que nos llevaba por una tercera parte del precio habitual. Esta vez sin mochilas los que subieron fuimos nosotros y los que bajaron sin llegar a ninguna parte también. Se suponía que salía a las 9 de la mañana así que a las 8:45 allí estábamos. Después de 40 minutos de espera nos dijeron que en una hora. Al rato nos dijeron que a las 11. Y a las 10:30 nos dijeron que a la una. Teniendo en cuenta que el viaje es de una hora hasta llegar allá y que solo pretendíamos pasar el día ya no nos quedaba tiempo para nada, así que una vez más nos quedamos en tierra. Unas horas más tarde, mientras nos bañábamos desde una playa cercana al puerto pudimos observar como zarpaba el que iba a ser nuestro carguero, concretamente eran las 3 de la tarde.

Y la verdad es que no me puedo extender mucho más, muy a mi pesar, acostumbrado a enrollarme  con el más mínimo detalle. Andar hacia una playa, hacia la otra, bañarte con cuidado de no pisar las manta-rayas, hacer esnorkel en alguno de los muchos barcos hundidos a lo largo de toda la costa, disfrutar de los maravillosos platos de pescado en algún restaurante o pasear por la pista del aeropuerto que está abierta al publico mientras despegan y aterrizan los aviones (¡Cómo le gustaría esto a algún gobernante de Castellón!), es lo más que uno puede hacer.

En definitiva si se le está pasando por la cabeza venir hasta estas tierras, no lo haga. Deje vivir a la gente en paz y que no se convierta esto en lo que es la isla pequeña.

 

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s