D.F. – Eneko Etxean

Posted: November 26, 2013 in México

This slideshow requires JavaScript.

“Som al metro. Sempre és ple de venedors ambulants de caramels, objectes senzills o música. Avui però ha entrat un noi jove que ven un petit pamflet que busca despertar consciències. En cinc minuts elabora un excel•lent discurs sobre el control del petroli, sobre com Mèxic no es subleva als EUA , però si que ara ho fa amb Xina. Sobre com a base d’impostos i taxes el poble (que no els rics) és qui en patirà les conseqüències. Sobre com aquests països alimenten la guerra dels narcos a base del proporcionament d’armes. Però també sobre com no se n’adonarà ningú, perquè ja se n’ocuparan els medis de manipular-nos endinyant-nos bones dosis de futbol i altres absurditats irrellevants. Sobre els vertaders motius de l’eterna vaga dels mestres al país… Li comprem el pamflet. Uns quants més també ho fan. Una senyora inicia llavors un discurs-batalla explicant a tothom que el Senyor diu que el que cal és treballar i que això és el que hauríem d’estar fent tots, i que les Sagrades Escriptures bla bla bla… Molts abaixen el cap, eviten el conflicte. Al cap de dos minuts, com si d’un xou preparat es tractés, apareix un venedor de música amb el volum a tope i sona ¿¡Dónde está nuestro error sin solución?!… Baixem del metro mig entre rialles i una de les senyores que també era dins i havia viscut tota l’escena ens diu també rient “ ¡Se hiso todo su currículum!” Les nostres idees donen voltes i voltes.
Mèxic, o almenys fins ara la gran ciutat, és un lloc de contrastos, d’extrems; anem veient que si més no hi existeix un sector que pensa diferent, una massa (petita o gran, no ho sabem) que és crítica i que es mou, que es revela en contra del sistema de corrupció que els intenta ofegar. Cada dia hi ha manifestacions.
México DF pot ser una ciutat gris, envellida, amb molt de trànsit i molta pobresa, però també pot ser una ciutat plena de colors, amb gent molt diversa, barris vius, caliu, una ciutat de gran riquesa cultural i artística. Ciudad de México acull també molta gent estrangera, alguns venen a fer negocis, d’altres els munten i d’altres, com l’Eneko o la Marga, simplement hi treballen, mentre gaudeixen amb facilitat d’un país que té molt per oferir. A casa de l’Eneko, on ens vam sentir com a casa nostra, vam passar-hi un parell de setmanes, però establert com a camp base, hi anirem i en vindrem segur unes quantes vegades més.”

—————————————————————————-

Estamos en el metro. Siempre está lleno de vendedores ambulantes de caramelos, objetos sencillos o música. Pero hoy ha entrado un chico joven que vende un pequeño panfleto que busca despertar conciencias. En cinco minutos elabora un excelente discurso sobre el control del petróleo, sobre como México no se subleva a los EEUU pero sin embargo si que ahora lo hace con China. Sobre como a base de impuestos y tasas el pueblo (que no los ricos) es quien sufrirá las consecuencias. Sobre cómo estos países alimentan la guerra de los narcos a base del proporcionamiento de armas. Pero también sobre cómo nadie se dará cuenta, porque ya se ocuparán los medios de manipularnos inyectándonos buenas dosis de fútbol y otras absurdidades irrelevantes. Sobre los verdaderos motivos de la eterna huelga de los maestros en el país… Le compramos el panfleto. Unos cuantos más también lo hacen. Una señora inicia entonces un discurso – batalla explicando a todos que el Señor dice que lo que hace falta es trabajar y que eso es lo que deberíamos estar haciendo todos, y que las Sagradas Escrituras bla bla bla… Muchos bajan la cabeza, evitan el conflicto. Al cabo de dos minutos, como si de un show preparado se tratara, aparece un vendedor de música con el volumen a tope y suena ¿¡ Dónde está Nuestro error sin solución ? !… Bajamos del metro medio entre risas, y una de las señoras que también estaba dentro y había vivido toda la escena nos dice también riendo “¡Se hiso todo su curriculum!” Nuestras ideas dan vueltas y vueltas.
México, o al menos hasta ahora la gran ciudad, es un lugar de contrastes, de extremos; vamos viendo que por lo menos existe un sector que piensa diferente, una masa (pequeña o grande, no lo sabemos) que es crítica y que se mueve, que se revela en contra del sistema de corrupción que los intenta ahogar. Cada día hay manifestaciones.
México DF puede ser una ciudad gris, envejecida, con mucho tráfico y mucha pobreza, pero también puede ser una ciudad llena de colores, con gente muy diversa, barrios vivos, calidez, una ciudad de gran riqueza cultural y artística. Ciudad de México acoge también a mucha gente extranjera, algunos vienen a hacer negocios, otros los montan y otros, como Eneko o Marga, simplemente trabajan, mientras disfrutan con facilidad de un país que tiene mucho que ofrecer. En casa de Eneko, donde nos sentimos como en nuestra casa, pasamos un par de semanas , pero establecido como campo base, iremos y vendremos seguro unas cuantas veces más.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s