Calgary

Posted: October 17, 2013 in Canadá

This slideshow requires JavaScript.

Sin muchas expectativas llegamos a Calgary después de un tranquilo viaje en autobús desde Edmonton. Sin embargo desde el principio quedamos sorprendidos, no sé si fue por nuestros excelentes hosters de couchsurfing o por la hermosa y a la vez moderna ciudad, o seguramente por la mezcla de las dos cosas, pero nuestros días aquí fueron preciosos. Tanto que puede ser que algún día volvamos por estas tierras.

La ciudad es muy moderna, seguramente la más moderna que hayamos visto hasta ahora, cosa que en realidad, en principio, no nos atrae demasiado pero sin embargo está construida con gusto, sin despreciar los espacios naturales y sin desatender los rincones donde poder sentarse y simplemente contemplar como pasa la vida.

Hay que decir que está visión tan positiva de Calgary se puede deber también a que posiblemente fue la ciudad donde mejor comimos, tanto en casa con nuestro magnifico anfitrión y chef, Jay, como en la calle, con un par de restaurantes de gran calidad.

El primer día, Jay y Megan, tenían preparada una cenita al estilo europeo que junto con su cálida conversación nos hicieron sentir como en casa. Luego apareció el hermano de Megan, Matt, que también vive con ellos provisionalmente y que es pura alegría. Y con ésta alegría acabamos la noche entre copas de vino, sidra y charlas.

El segundo día fuimos por nuestra cuenta a conocer la ciudad, donde descubrimos una elegante estación de tren, Pacific Rail, el barrio chino, sus resplandecientes rascacielos y unos jardines preciosos que curiosamente se encuentran dentro de un edificio de cristal, los Devonian Gardens, donde encuentras una inesperada calma en el puro centro de la ciudad acompañada de música en directo. Para terminar este día, no pudo haber mejor manera, una fiesta de couchsurfing donde conocer a locales y gente de todo el mundo.

El tercer día nos acompañó Jay por toda la ciudad, un día de mucho caminar donde pudimos terminar de conocer las partes más representativas: el parque situado en una isleta en medio del río, los puentes más bonitos de la ciudad – entre ellos el más caro, inútil y de dudosa belleza que no podía ser de otro, Calatraba -, la zona de bares con terraza y las zonas con mejores vistas y con calidad de vida más alta de Calgary. Para terminar este día asistimos a una ansiada fiesta de drum&bass que no defraudó en absoluto y donde pudimos comprobar que había un sector de la población con un estilo muy parecido al nuestro.

El último día no tuvimos tiempo para mucho, así que solo quedaba ir a la estación de autobuses para alcanzar nuestro siguiente destino, con un maravilloso sabor de boca y con ganas de volver.

 

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s